Trina Solar y Asolar benefician al sector residencial mexicano


Redacción Solar News
Trina Solar dio a conocer que mediante el uso de sus módulos fotovoltaicos monocristalinos DUOMAX, el sector residencial puede obtener una reducción bastante considerable de costos en el consumo bimestral, de acuerdo con testimonios de usuarios locales que se han beneficiado del uso de dicha tecnología, instalada por su partner de negocios Asolar.

Se trata de una tecnología que combina celdas bifaciales de alta eficiencia con una construcción doble de vidrio ayudando a aumentar la generación de energía con respecto a otros módulos (20% más durante la vida del proyecto), así como a reducir el BOS (Balance of System o Equilibro del Sistema) y el Costo Nivelado de Energía (LCoE, por sus siglas en inglés), ideales para el sector residencial.

Adicionalmente, sus celdas proveen un mayor aislamiento, lo que le permite garantizar la producción de energía a pesar de las condiciones adversas del medio ambiente que se pudieran presentar como altas temperaturas, humedad o impactos de granizo.

"Con la tecnología DUOMAX, se ha logrado comprobar que el impacto por microgrietas, deformaciones, envejecimiento UV, corrosión por arena, ácido, fosfatos o niebla salina resulta menor, si lo comparamos con paneles fotovoltaicos convencionales que tengan marcos de aluminio. Esta línea elimina la necesidad de conectar los marcos de aluminio al sistema de puesta a tierra”, señaló Álvaro García-Maltrás, director general en Trina Solar para América Latina y el Caribe.

Caso colonia Bosques de las Lomas
José Helfon, quien tiene su casa en un conjunto residencial en Bosque de las Lomas en la Ciudad de México, instaló 28 módulos DUOMAX de Trina Solar, a través de Asolar, integrador de la marca. Previo a esto se realizó una proyección precisa sobre el equipo que se instalaría en el inmueble, para que además de cubrir las necesidades de energía básica se pudiera aportar un excedente producido a la red pública de la Comisión Federal de Electricidad, lo que se conoce como “netmetering”.
Para ello, realizó una inversión de alrededor de 270 mil pesos, que de acuerdo con la proyección financiera, se recuperará en cinco años: “Es una inversión que por donde lo vea me deja muy contento y tranquilo, especialmente después de pensar en todo lo que pagaba antes (entre seis u ocho mil pesos bimestrales) y ver ahora mi recibo en ceros”.

Caso Cuernavaca, Morelos
En la “Ciudad de la Eterna Primavera”, Fernando Aguilar, administrador de un conjunto residencial de 60 casas señala que antes de instalar la tecnología de Trina Solar pagaba aproximadamente 35 mil pesos por la energía utilizada en dos pozos de agua de una asociación civil para proveerse del vital líquido. Ante esta situación, cotizaron con varias empresas de energía y se decidieron por la opción de Asolar. Después de la instalación de las celdas DUOMAX, hace dos años, lograron un ahorro exponencial en el costo de la energía requerida para uno de los pozos, lo que generó la decisión de replicar el éxito, hace casi un año, en el segundo pozo. Hoy pagan por ambos recibos al rededor de tres mil pesos. Por la generación de ahorro a través de las celdas solares instaladas en el primer pozo se pudo pagar el proyecto para el segundo.
“Un factor importante en la instalación de tecnología de energía solar inteligente son los integradores locales especializados. Su capacidad y conocimiento garantizan la calidad del trabajo y un compromiso incondicional con la satisfacción plena de nuestros clientes, lo que le da fortaleza al sector fotovoltaico”, concluyó García Maltrás.